Archivos de la categoría ‘PROPUESTAS – ALTERNATIVAS’

 

 

Algún día centraremos el foco en la riqueza y celebraremos el Día para la erradicación del enriquecimiento elitista y la opacidad de los paraísos fiscales.

El árbol urbano

Publicado: noviembre 5, 2012 en ECOLOGíA, PROPUESTAS - ALTERNATIVAS

De estímulo de una movilidad social nunca concluida a símbolo del egoísmo. Nuestro amigo el coche.
ISIDRO LÓPEZ / MADRID
MIÉRCOLES 23 DE MAYO DE 2012.  NÚMERO 174  NÚMERO 175
JPG - 54.2 KB

La extensión social del uso del coche es el plato fuerte de la promesa utópica del capitalismo de posguerra. La llamada sociedad de consumo parecía acabar con la maldición que lanzaron los ludditas: “Detrás de las máquinas se encuentran las relaciones de producción”. Expansión suburbana, viviendas unifamiliares, vacaciones pagadas y, sobre todo, una subcultura juvenil de los años ‘50 que fue la primera en formular la visión tópica del coche como reducto de la libertad individual eran los platos fuertes de esta promesa. Sólo unos pocos elitistas culturales como Adorno problematizaban esta visión convencional del pacto de ocio y movilidad frente a la producción, observando con disgusto burgués que el coche era un paso más en una estructuración del tiempo de no trabajo que, en última instancia, haría que éste fuera indistinguible del tiempo de trabajo: “El triunfo del velocímetro calma de una manera ritual la angustia del perseguido”, escribiría enMinima Moralia.

IVAN ILLICH DECÍA QUE SI SE SUMA TODO EL TIEMPO QUE DEDICA AL COCHE UN AMERICANO, SU VELOCIDAD NO SUPERA LOS SEIS KM/H

La contracultura abrió el fuego cultural contra el coche. Incluso antes de la crisis del petróleo, los hippies prefirieron la moto –el individualismo genuino– y, sobre todo, las furgonetas –la metáfora comunitaria–, vehículo éste que llegó al paroxismo con el demencial autobús mágico de Ken Kesey que transportaba a una horda de peludos en una especie de comuna móvil desde la que regalaban LSD a los transeúntes. T.C. Boyle en Drop City, celebrada relectura del viaje del Magic Bus, mete a un grupo de hippies californianos expulsados de su comuna en un bus escolar camino de Alaska, donde la naturaleza no está adulterada por el poder corrupto del viejo orden: “Si quedaba alguna duda de la seriedad del objetivo (…) el autocar las borró todas. Allí estaba, enorme e incontrovertible, dominando el embarrado patio como un sueño de ascendencia mecánica. Y todo el día, cada día, (…) la gente se apelotonaba alrededor con herramientas, mantas, comida, discos y provisiones”. Para los hippies, la utopía del transporte sólo tenía sentido como medio de la huida colectiva. Su antítesis sería el famoso “tiburón”, el coche, también cargado de drogas, en el que Hunter S. Thompson y el abogado samoano viajan a Las Vegas a certificar la muerte de cualquier posibilidad de huida. La crítica ecologista del coche que surge en los años ‘70 es la visión cultural anti coche más potente y de mayor calado social hasta hoy. De hecho, ya no quiere sólo huir a la “naturaleza”, también quiere erradicar la soberanía del coche de las sociedades occidentales. Por ejemplo, Ivan Illich se lanzaba a la yugular de la ideología de la velocidad diciendo que si se suma todo el tiempo que dedica al coche un americano –incluidos los tiempos de mantenimiento, atascos, búsqueda de aparcamiento, etc.– su velocidad media no supera los 6 km/hmientras que un africano que se desplaza a pie alcanza los 10 km/h. Precisamente, fue la crisis del coche, la conciencia de la escasez de petróleo que se abrió en 1973, la que cuestionó seriamente el intento de hacer a los pobres responsables de la incipiente crisis ecológica. Hasta los ‘60 la gran preocupación ecológica era el crecimiento de la población, entendiendo por este término un eufemismo neomalthusiano apenas disimulado para hablar de la proliferación de pobres, que dejaría al mundo sin recursos en pocas décadas.

THATCHER RESUMIÓ ASÍ EL NUEVO CREDO: “CUALQUIERA MAYOR DE 26 AÑOS QUE VAYA EN AUTOBÚS SE PUEDE CONSIDERAR UN FRACASADO”

Los términos de la utopía motorizada han variado poco desde su formulación fordista: decisión individual, símbolo de estatus y libertad de movimientos. Lo que ha cambiado, y mucho, son los contextos sociales en que se formulan estos términos. El gran proyecto de ruptura socialneoliberal ha vuelto a usar estas imágenes pero, en esta ocasión, como marcas de una guerra social. Si el coche fordista era el vehículo de la integración simbólica en el pacto social y el síntoma de un ideal de movilidad social ascendente colectiva, el coche neoliberal es un arma egoísta utilizada para diferenciarse de las distintas imágenes de una colectividad totalitaria y adocenada. Éste es el régimen social que J.G. Ballard adelantó en la brutal Crash, quizá la formulación distópica más radical del coche como vehículo de la atomización social y de la muerte de los afectos. A fin de cuentas, sus 200 páginas de pornografía y accidentes de coche nos hablan de un mundo de instrumentalización generalizada de los demás mediada por la apariencia aséptica y sofisticada de la tecnología automotriz. Habría que añadir que, como suele suceder con las figuras culturales neoliberales, la fantasía del individuo, del conductor soberano, oculta una disposición total de las estructuras estatales a su servicio. Margaret Thatcher, con su probada capacidad para sintetizar el programa sociópata neoliberal, lo resumió así: “Cualquiera mayor de 26 años que vaya en autobús se puede considerar un fracasado”.

http://diagonalperiodico.net/Cuantas-utopias-y-distopias-caben.html

Rescates

Publicado: mayo 22, 2012 en banca ética

Gente con poder

Publicado: abril 11, 2012 en Actúa!

 

 

De: Biblioteca Cortijana Arcilla Negra

23/03/2012

La iniciativa personal del diseñador gráfico iraelí Ronny Edry de Tel Aviv “Israel loves Irán”está siendo todo un éxito. Una iniciativa que se ha hecho viral gracias a Facebook, donde Ronny Edry y su mujer publicaron una foto.

La situación actual entre Israel e Irán propiciaba más que nunca al ataque israelí sobre Irán. Y es aquí cuando entre en juego la familia Edry. El cabeza de familia al igual que su mujer no entiende esta guerra, dicen incluso que la rechazan, que ellos no odian a los israelís ya que ni siquiera los conocen.

Ahora bien, volvamos al principio de esta iniciativa pacífica. La semana pasada Ronny publicó en su muro de Facebook y una foto en la que estaba él junto a su hija con el siguiente eslogan “Iranís, nosotros no queremos bombardear vuestro país. Nosotros os queremos”. Además añadió un comentario explicativo para todo el pueblo iraní donde decía “antes de que llegue la guerra tenemos que temernos y odiarnos unos a otros. Yo no os temos porque no os odio. Ni siquiera os conozco”.

Una vez publicado en su muro de Facebook la imagen comenzó a enviarse por internet, en tan solo dos días las peticiones de amistad que Rody encontró en su cuenta de Facebook se contaban por miles. Finalmente ha terminado por convertirse en una campaña viral en contra de laguerra entre Israel e Irán. Poco después algunos iraníes dieron las gracias por esas palabras, así como otros israelís comenzaron a hacer su propia versión de la foto con el mismo eslogan.

Fue poco después cuando Ronny Edry, padre de la iniciativa “Israel loves Iran” decicidió crear un fan page para dar respuesta a las peticiones que había recibido en su perfil, con el nombre de “Israel ama Irán” bajo el lema lema – no odies a los israelíes, ni iraníes. A pesar de la censura en Irán los israelíes e iraníes se comunican entre sí- Según palabras de Edry “hemos empezado un diálogo en un plano interpersonal que antes no existía”.

La iniciativa ha alcanzado niveles mayores que no se esperaban por la simple acción de subir la imagen en Facebook. Por ello, se ha creado la página web “israelovesiran.com” donde cada uno puede cargar su propia versión con el mismo eslogan. Además el diseñador gráfico quiere conseguir colocar carteles en la ciudad y crear realmente una campaña viral, por lo que se está comenzado a recoger donaciones. Una prueba más de que las redes sociales y en este caso Facebook favorecen la comunicación interpersonal.

A parte de los aplausos, las críticas también le cayeron a este padre de familia, diciendo que su acción era mero romanticismo y que es inútil. Aún así, son unas fantásticas palabras, una iniciativa más en la que el pueblo se moviliza cuando está en desacuerdo, una guerra que el pueblo israelí no quiere. Al menos han alzado las voces en ambos países para decir el “no a la guerra” preguntándose si podrán parar esta guerra.

Explicación de la campaña de Ronny Edry

 

 

http://zonadigital.excite.es/israel-loves-iran-la-red-dice-no-a-la-guerra-N29841.html

Micropoemas

Publicado: marzo 23, 2012 en Actúa!, INCIDENCIA POLÍTICA

 

 

En junio de 2011, la poetisa de Bahréin Aayat Al-Qormozi fue condenada a un año de cárcel por leer en público un poema que empezaba con los versos de arriba. Fueron los versos de la Primavera. Versos pronunciados para llevar esperanza a los hombres y mujeres que pedían pacíficamente reformas, en Bahréin pero también en Egipto, Túnez, Yemen o Siria. Aayat fue detenida, condenada, torturada y amenazada por creer en un mundo mejor.

Pero la Primavera no se puede reprimir.

4417 personas han escrito ya su micropoema para Aayat. Escribe tu micropoema

Por la libertad de Aayat, porque tú sí puedes demostrar que la primavera, al igual que la libertad, no se puede reprimir. Los poemas se los enviaremos a Aayat en muestra de solidaridad.

Tienes que utilizar una de estas palabras:

  • Primavera
  • Libre
  • Mañana

(en cualquiera de las lenguas del estado español)

 

http://web.es.amnesty.org/micropoemas-bahrein/

Por: EMAÚS BILBAO SCIS el 15/03/12 15:21

Tiempo estimado de lectura : 3 minutos

Para conseguir una movilidad sostenible es necesario tener en cuenta aspectos como caminar, usar la bicicleta, compartir movilidad, hacer tu negocio más verde y reutilizar el espacio.

¿Qué se entiende por movilidad sostenible?La movilidad sostenible es una necesidad que poco a poco está calando en la mente de las personas pero que aún tiene mucho recorrido por hacer. Para conseguir llevarla a cabo sobretodo dentro de las ciudades, es necesario tener en cuenta varios aspectos que os vamos a comentar a continuación.

1. Camina

Sin duda es la palabra que mejor se asocia a la movilidad sostenible. Las mejores ciudades son aquellas que disfrutan de entornos peatonales agradables. Caminar no contamina nada, es beneficioso para la salud y llena las calles de gente y de vida. Por eso es muy importante que los ayuntamientos adopten medidas para fomentar el movimiento de los viandantes. En este caso es importante hacer atractiva visualmente la ciudad para que a la gente le resulte agradable pasear por la ciudad y no quiera coger ningún vehículo para desplazarse. Caminar es la piedra angular de cualquier ciudad sostenible.

2. Aprovecha tu propia energía

Las bicicletas son la otra forma más sostenible de desplazarse por las ciudades. Juntar a viandantes con ciclistas urbanos de una manera segura para ambos e integradora, debe de ser primordial para cualquier ayuntamiento que se precie. Para aquellos trayectos cortos evita usar el coche y disfruta de la bicicleta. Para fomentarla hay que ofrecer servicios que faciliten su uso y conseguir que los ciclistas se sientan seguros circulando por las calzadas, y para eso, es importante llevar a cabo acciones que limiten el uso de los coches como reducir la velocidad máxima, encarecer los aparcamientos, etc. Cuantos más ciclistas haya circulando por la carretera más seguros se sentirán y los conductores/as de coches más atención tendrán que prestar.

3. Comparte la movilidad

Para trayectos más largos en los que no sea posible usar la bicicleta es importante cambiar el chip y usar una movilidad alternativa al uso particular e individual del coche de combustión interna. La alternativa es el ya conocido transporte público u otros conceptos de movilidad compartida como el carsharing o carpooling que permite racionalizar el uso del coche despejando las calles. Si la distancia lo permite alquila este tipo de servicios pero con coches eléctricos para así, reducir los niveles de CO2 emitidos a la atmósfera y ahorrar costes. Además te permitirá conocer gente y realizar un viaje más ameno.

4. Haz tu negocio más verde

Las empresas que realizan repartos a empresas o particulares o aquellas empresas donde sus trabajadores/as deben desplazarse por motivos laborales por la ciudad o sitios relativamente cercanos a su oficina, deben de concienciarse y usar vehículos eléctricos que les permitan realizar sus desplazamientos de forma cómoda y sin contaminar. Esto afortunadamente, poco a poco se está realizando y ya vemos como organizaciones empiezan a contratar servicios de empresas que contratan por ejemplo en leasing, flotas de vehículos eléctricos.

5. Reutilicemos el espacio

Para mantener una ciudad viva y alegre donde a la gente le guste desplazarse por ella es importante el aspecto estético de la ciudad, por lo que es importante mantener y crear zonas verdes. Allá por el 2030, las ciudades alojarán a 2 mil millones de personas más, por lo que antes de acabar con los espacios verdes lo que hay que hacer es construir en zonas en desuso haciendo una edificación sostenible.

6. Hagamos que dure

Invertir en el entorno urbano y su mantenimiento es tan importante como invertir en transporte sostenible. Con un planteamiento y mantenimiento correctos, todos los elementos de una ciudad pueden durar no sólo décadas, sino siglos. Diseños y materiales de alta calidad, así como un adecuado manejo del espacio público son clave para la creación de calles alegres y sostenibles.

En Emaús Bilbao además de exponer lo que para nosotros debe ser la movilidad sostenible próximamente os daremos el espacio online donde poder discutir y proponer soluciones sobre todas las cuestiones referentes a este tema además de ofrecer servicios de movilidad sostenible pilotos y/o definitivos sacados a partir de la interacción con vosotros/as. Esto se hará a través del edificio CEDEMOS que está ubicado en Getxo (Bizkaia) y de la plataforma 2.0 que estamos desarrollando y que en poco tiempo saldrá a la luz.

http://www.canalsolidario.org/noticia/que-se-entiende-por-movilidad-sostenible/28874

Ultimatum evolutivo

Publicado: marzo 15, 2012 en Actúa!, CONSUMO

Esta entrada ha sido escrita por ISABEL ORTIGOSA, Responsable de Incidencia y Comunicación de InspirAction España.
Flores2

Colombia, segundo exportador de flores a nivel mundial, vende por San Valentín unos 500 millones de flores, equivalentes al 15% de toda su producción anual. Muchas terminan en Europa. En una industria donde los contratos son de corta duración, las mujeres (65% de la mano de obra) trabajan a un ritmo frenético a cambio de un salario muy bajo, en condiciones insalubres. La mayoría no goza de baja por enfermedad o por maternidad,pocas están amparadas por alguna cobertura sanitaria o de desempleo y aún menos consiguen ahorrar para el futuro.

Según un estudio de la Corporación Cactus, el 82,8% de las empresas dedicadas a la floricultura en Colombia pide a sus empleadas hacerse la prueba de embarazo, atentando contra sus derechos laborales, sexuales y reproductivos. En la Sabana de Bogotá son varias las que exigen además a sus trabajadoras el certificado de ligadura de trompas. Lasenfermedades profesionales son frecuentes, pero rara vez reconocidas por las aseguradoras. Y cuando alguien quiere reclamar, ¡sorpresa! A veces no saben ni a quién hacerlo. Más del 34 % están contratadas por intermediarios.

La supuesta crisis del sector ha sido el argumento, o el pretexto, para justificar la  degradación de las condiciones laborales de estas mujeres. Pero lo cierto es que, aunque sólo en el año 2010 se perdieron 12.000 empleos en las flores, la producción no ha bajado. ¿Cómo lo han conseguido? No es tan difícil: imponiendo topes de rendimiento inhumanos, con jornadas en temporada alta de hasta 20 horas diarias. Las mujeres que entrevisté hace apenas un par de semanas me decían que hablar está tácitamente prohibido. No se debe perder tiempo, por nada. Se acostumbran a no beber apenas agua, para no tener que ir al cuarto de baño. Cuando paran por diez minutos para comer algo, a la una o las dos de la madrugada, lo hacen de pie. Graciela me contaba cómo a muchas se les cae el tazón de caldo de las manos; sus brazos no pueden apenas sostenerlo, entumecidos después de horas de trabajo.

Pero el resultado, para algunos, merece la pena: el crecimiento de la productividad por cada trabajador ha aumentado un 36% en los últimos  años, lo que corresponde en cierta medida a los puestos de trabajo que el gremio ha eliminado paulatinamente. Y aunque los precios suben en Colombia, los trabajadores de flores siguen recibiendo el salario mínimo mensual vigente en el país, unos 286 dólares. La supresión de prestaciones, las presiones para no sindicarse, y los despidos colectivos ilegales, están a la orden del día. Más beneficios.

Está claro que detrás de la belleza de las flores hay mucho escondido. Por eso las organizaciones sociales y sindicales del sector promueven el 14 de febrero, coincidiendo con San Valentín, la celebración del Día Internacional de las Trabajadoras y Trabajadores de las Flores. Buscan así sacar a la luz sus reivindicaciones laborales, y su derecho a la contratación directa y a la organización sindical, en un sector que genera en Colombia cien mil empleos directos y ochenta mil indirectos, y que vive un proceso acelerado de precarización.

Este San Valentín, yo pensaré en ellas antes de comprar flores. En Graciela, en Herminia, en Alba. ¿Y tú?

http://blogs.elpais.com/3500-millones/2012/02/san-valentin-flores-sin-espinas.html