Un lugar llamado paraíso fiscal o como permitir la evasión de impuestos

Publicado: diciembre 27, 2012 en Verdugo

Posted on 27/12/2012By Hernan CortesEconomía y NegociosEspañol

Hace pocos días que he finalizado la lectura de un libro que recomiendo casi obligatoriamente a cualquier persona interesada en los motivos que nos han llevado a la actual situación de crisis. Entendiendo la misma no como una crisis financiera del mundo desarrollado de los últimos 5 años sino como un escenario en el que las finanzas gobiernan el sistema internacional, habiéndose convertido en el gran agujero negro de nuestros días. El libro en cuestión se titula Treasure Islands: tax havens and the men who stole the world (Las islas del Tesoro: los paraísos fiscales y los hombres que roban el mundo) y está escrito por Nicholas Shaxson miembro de la red internacional en defensa de la justicia fiscal, la Tax Justice Network.

Recientemente las noticias sobre fraude fiscal, evasión y elusión fiscal, tramas corruptas de blanqueo de dinero, cuentas secretas en Suiza o Luxemburgo, listas de personalidades con cuentas secretas, nombres famosos como Starbucks, Gerardo Diaz- Ferran, Mitt Romney, Gao Ping, etc. están constantemente presentes en los medios de comunicación. Esto se debe, bajo mi parecer, a tres motivos. Por un lado, la necesidad del sistema político de poner bajo control (aunque sea de forma disimulada) el sector financiero que actúa como el gran free-rider del siglo XXI; por otro lado, la presión de la ciudadanía sobre el porqué recae en ella el coste de la crisis financiera que el sector financiero ha generado y de la cual se beneficia; y tres –y quizás la más importante- la sed de recursos que tienen los gobiernos para sanear las cuentas públicas y cumplir los requisitos de las Instituciones Financieras Internacionales y de los inversores.

Todo ello tiene un nexo común más allá de las cuestiones ideológicas, y no es otro que los paraísos fiscales. Verdaderos agujeros negros de nuestro sistema, que no sólo toman forma de islas caribeñas con cocoteros, aguas turquesas y mega yates. Los paraísos fiscales están más cerca de lo que pensamos: Andorra, Chipre (que ocupa la actual presidencia de  la UE), Luxemburgo, Suiza, Holanda, Irlanda o, salvando las distancias, Londres y la City. Es harto difícil explicar todo lo que subyace alrededor de los paraísos fiscales en tan pocas líneas, pero lo intentaré.

¿Qué es un paraíso fiscal?

Como bien lo define Nicholas Shaxson en el libro anteriormente citado, un paraíso fiscal es un lugar que busca atraer negocios ofreciendo una infraestructura políticamente estable para ayudar a las personas o entidades evadir las normas, leyes y regulaciones del resto de jurisdicciones.

El dinero duerme tranquilo en el paraíso fiscal. Fuente: Impuestos para andar por casa.

¿Cuántos paraísos fiscales existen? Según la OCDE, organismo que debería regularlos, no muchos. La realidad nos dice que hay alrededor de unos 60 divididos en cuatro categorías: los europeos; los relacionados con el pasado imperio británico y que tiene la City de Londres como la joya de la corona; los relacionados con los EUA; y finalmente otro grupo de estados como podría ser Uruguay.

¿Cuánto dinero albergan los paraísos fiscales? Los cálculos han ido variando a lo largo de los años, pero según un reciente estudio del Tax Justice Network titulado The Price of off-shore revisited (El precio de los paraísos fiscales revisado) estaríamos hablando de aproximadamente entre 20 y 30 billones de dólares. Esta cifra, calculada de forma prudencial y que no incluye propiedades físicas como yates, inmuebles, obras de arte o joyas, es equivalente a las economías de los EUA y Japón juntas. Si a esta cantidad se le gravase un impuesto del 30% (cuantía que varios países europeos aplican en su impuesto de sociedades) la cantidad recaudada sería de casi 300.000 millones de dólares, prácticamente dos veces el montante de la Ayuda Oficial al Desarrollo de los países del Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE.

¿Dónde y cuándo nacen los paraísos fiscales? Esta es una pregunta difícil de responder por la complejidad del asunto, pero para poder hacerlo debemos remontarnos a mediados del siglo XX y la creación del mercado conocido como “Eurodollar / Euromarket” en la City de Londres con la aquiescencia del Banco de Inglaterra. Los años 50 eran la época en que los tipos de cambio eran fijos y los movimientos de capital financiero estaban regidos por las ideas de John Maynard Keynes quien declaraba que “la libertad de las finanzas globales ataría las naciones a una condición de esclavitud”. En ese momento histórico los bancos norteamericanos, aún bajo la herencia de la Gran Depresión, estaban regulados de forma estricta por el gobierno, la rama de inversión separada de la comercial (Ley Glass-Steagal) y su libertad de movimientos limitada.

Un crecimiento desorbitado

El Reino Unido, después de la debacle que supuso la pérdida de su hegemonía imperial (independencias de colonias, pérdida de Suez, etc.) y del rol de capa caída de la libra en los mercados, aprovechó la ocasión que se le brindaba de atraer capital foráneo (EUA, URSS, Europa, etc.) para reforzar su posición. Es así como millones y millones de dólares empezaron a fluir hacia la City de Londres, auspiciados por el “vacío legal” que creó el Banco de Inglaterra, dando lugar a lo que se conoce como el “Euromarket”. Un mercado no regulado, con condiciones ventajosas y secretismo para todos aquellos que depositasen sus dólares en la City –barrio de Londres totalmente fuera de control, un estado dentro de un estado desde hace décadas. A partir de este momento el mercado empezó a crecer de forma descontrolada: 1970, 46.000$ millones; 1980, 500.000$ millones; 1988, 2,6$ billones, etc. Tal y como comenta Nicholas Shaxson, el mercado de “Eurodolares” creció tanto que el organismo que supervisa los flujos financieros globales, el Banco de Pagos Internacionales, ha desistido en su intento.

Paraísos fiscales en el mundo. Fuente: pandugarasufisie

¿Por qué se permitió su crecimiento desmesurado? De forma breve podemos establecer dos factores además de los anteriormente citados respecto a los objetivos del Reino Unido de recuperar parte de su hegemonía y de los bancos americanos de “romper las cadenas regulatorias” de su gobierno. Por un lado, el “Euromarket” fue la vía de escape de los dólares acumulados durante la crisis del petróleo de los años 70 por los estados con superávit (productores) hacia los deficitarios (consumidores); y, por otro lado, los EUA vieron el flujo de dólares hacia la City de Londres como la oportunidad de afianzar definitivamente su poder financiero con el dólar como moneda de intercambio y de reserva mundial, así como la posibilidad de engrosar su déficit sin control.

¿Quién intenta detener esta hemorragia de dinero libre de impuestos? Desde hace años se creó en Inglaterra la Red de Justicia Fiscal, quién lleva a cabo estudios sobre el impacto de estos flujos en el mundo y que recientemente está empezando una tarea de socialización de este problema entre la ciudadanía a través de la web Tackle Tax Havens. Esta misma red es la creadora del índice que a día de hoy identifica con mayor precisión los paraísos fiscales en el mundo, el Financial Secrecy Index (Indice de Secreto Financiero). Este índice nos muestra como los cinco primeros puestos de los paraísos fiscales en el mundo están ocupados por Suiza, las Islas Caimán , Luxemburgo, Hong Kong y los Estados Unidos. Otras organizaciones que trabajan alrededor de esta temática son EURODADGlobal Financial IntegrityChristian AidATTACOxfam. Por bien seguro que en tiempos venideros muchas organizaciones más se sumaran a la lista, pues la preocupación pública por este tema va in crescendo.

Kostas Vaxevanis, el periodista griego que intentó divulgar la lista de evasores fiscales en Grecia.

Este artículo podría extenderse muchísimo más explicando, por ejemplo, los efectos de los paraísos fiscales en la población o en la cooperación internacional, pero puede servir como una breve aproximación a uno de los retos más acuciantes y urgentes del siglo XXI: lograr la justicia fiscal.

http://www.unitedexplanations.org/2012/12/27/un-lugar-llamado-paraiso-fiscal-o-como-permitir-la-evasion-de-impuestos/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s