El Ramadán, una práctica anual de nuestros vecinos

Publicado: agosto 23, 2012 en EDUCACIÓN PARA EL DESARROLLO

Los musulmanes de todo el mundo, aproximadamente el 23% de la población mundial, celebraron este pasado fin de semana Eid ul-Fitr, que marca el fin del mes del Ramadán. Se terminan así los treinta días de ayuno que los musulmanes viven una vez al año, desde el alba hasta que se pone el sol.

El Ramadán es el noveno mes del calendario musulmán, el cual sigue el ciclo lunar para definir el número de días de los meses. Pero además, para los musulmanes, el Ramadán, representa el cumplimiento de uno los cinco pilares (1) del culto islámico: El ayuno o sawm durante el mes de Ramadân, en el que se festeja el descenso inicial de la Revelación sobre el Profeta.

Durante los días de ayuno, está prohibido comer, beber y mantener relaciones sexuales durante el día, es decir desde el amanecer hasta que se pone el sol. Durante estos días, los fieles son más sensibles en cumplir el culto. Por ejemplo, es mucho más habitual leer el Meshaf durante ese mes; si no se reza durante el año, cuando empieza el Ramadán se retoma el rezo diario, y se es más solidario con el resto de la gente.

Como se ha comentado más arriba el calendario musulmán, a diferencia del calendario occidental que se rige por el sol, se orienta a través el calendario lunar. Esto implica que cada año los meses empiezan unos 11 días de diferencia; en el caso del Ramadán el año pasado empezó  el 1 de agosto, mientras que este año empezó el 20 de julio.

El ayuno se rompe el día de Eid ul-Fitr, el primer día del mes islámico de Shawal, el siguiente mes en el calendario musulmán. Éste marca el final del Ramadán. En este día tan especial para los musulmanes muchos asisten a la oración comunitaria, escuchan jutba (sermón) y dan el Zakat al-Fitr (la caridad en forma de alimentos).

La gran pregunta: el porqué del Ramadán…

En el intento de encontrar una respuesta para todo, también se ha intentado encontrar alguna explicación/interpretación del porqué de la práctica del Ramadán. No obstante, no encontramos una única interpretación. Dos de las interpretaciones más extendidas entre los fieles son: una primera interpretación es el sentido de abstenerse durante las horas diurnas del mes, de buena parte de las necesidades para ver la importancia relativa que tienen. La otra interpretación, viene a ser que el ayuno implica  romper con lo que nos parece habitual y corriente para tomar consciencia de que vivimos una existencia prestada, la existencia que nos da Dios, el verdadero existente, el Vivo, el Eterno.

Como se puede observar son interpretaciones religiosas, en las que se pueden sumar muchas otras más dependiendo de la sociedad de cada país y de la rama del islam que se siga.

¿Todos los musulmanes están obligados a hacer el Ramadán?

No. En primer lugar, los niños quedan exentos hasta su adolescencia, que en el caso de las chicas se marca a partir de la primera menstruación. En el caso de los chicos viene a ser más o menos la misma edad.

Otras personas que no están obligadas a hacer el ayuno  son los casos de  “impedimentos” permanentes, como los ancianos, los enfermos o quien tiene una condición que le impide el ayuno; las mujeres cuando tienen el periodo menstrual y cuando están embarazadas, así como en periodo de lactancia; entre otros.

Aunque no están obligados al ayuno durante el mes del Ramadán, no están exentos de otras obligaciones para compensar el no cumplir con el Ramadán. Es decir, todas las personas que no cumplan el ayuno por algún impedimento deben recuperar los días que no se ha ayunado durante el año o dar una compensación alimentaria. Por ejemplo, los ancianos que no pueden hacer el ayuno, se entiende que no deben recuperarlo, y es aconsejable que de una compensación alimenticia, aunque no es obligatorio. El ayuno que no se recupera de un año para otro, debe pagarse con la compensación alimentaria que consiste en alimentar a un pobre.

El Ramadán en occidente

Los más de 42 millones de musulmanes que viven en las regiones de Europa y América también están obligados a cumplir con el ayuno anual. Es bien conocida la fama que tiene la religión musulmana en occidente, por lo que hace que su práctica sea difícil de encajar con las sociedades de éstas regiones. Y no cabe dudad que el Ramadán es una de las prácticas musulmanas más difíciles de compaginar con las costumbres occidentales. Pero aún más cuando en los últimos años coincide con el verano.

(1)   Los otros cuatro pilares son: La shahada o profesión de fe, la oración ritual o salat,  la Limosna legal o zakât (azaque) y la peregrinación ritual a La Meca al menos una vez en la vida si se dispone de recursos para ello.

http://www.unitedexplanations.org/2012/08/23/el-ramadan-una-practica-anual-de-nuestros-vecinos/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s