#Yosoy132, los jóvenes que quieren sanear la democracia mexicana

Publicado: junio 20, 2012 en ACTIVISMO, MOVIMIENTOS SOCIALES
20.06.2012 · Majo Siscar · Fotos: Raúl Ibáñez
Un mes después de su emergencia, #yosoy132, sigue en las calles y ha revolucionado la campaña electoral mexicana
El movimiento se consolida para seguir después de las elecciones y establecer una nueva agenda ciudadana y juvenil al próximo gobienro
Los comicios se acercan salpicados por escándalos de corrupción, violencia y compra de votos.

#Yosoy132 es trending topic en twitter, se escucha en las calles, se reproduce en las universidades, se silba en los cines cuando pasan los anuncios de los partidos, suena en las plazas, entre los jóvenes, lo gritan los campesinos de Atenco, los mexicanos en Barcelona, lo reivindican los artistas, los intelectuales, los músicos, invade portadas de los periódicos.  El movimiento estudiantil contra la manipulación mediática ha revolucionado la campaña electoral mexicana y protagoniza la recta final hacia los comicios presidenciales. A más de un mes de su emergencia ya ha conseguido romper la idea de que el candidato favorito en las encuestas, Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional, sea el ganador irrefutable.

El movimiento estudiantil está siendo un revulsivo en la campaña electoral mexicana y ya se proyectan más allá del 1 de julio. (R.I.)

Hasta hace un mes y medio al exgobernador del Estado de México solo le faltaba la banda presidencial. Se movía a todos lados bajo el resguardo del Estado mayor presidencial –un cuerpo militar destinado a los altos mandatarios-, las encuestas le daban alrededor de 20 puntos de ventaja sobre los otros candidatos, y los principales medios de comunicación lo habían encumbrado desde hacía años, ocupando coberturas diarias en los informativos y en los programas del corazón, gracias a una boda mediática con una de las más famosas protagonistas de telenovelas locales. Sin embargo, el 11 de mayo, una protesta estudiantil evidenció su mala gestión ante los conflictos sociales y el sesgo informativo a su favor en los principales medios de comunicación. Los cuestionamientos de los alumnos de la Universidad Iberoamericana, una de las instituciones privadas más prestigiosas del país, recibió la solidaridad de la mayoría de los estudiantes mexicanos. En dos semanas se había armado un movimiento nacional estudiantil bajo el hashtag #Yosoy132 que cuestionaba la gestión de Peña Nieto y de su partido, que durante 71 años instauró un régimen autoritario, y su vuelta al poder gracias a la alianza con las élites económicas. Ahora, un mes después, aunque Peña sigue adelante en las encuestas, la distancia se ha ido igualando entre él y el segundo, el izquierdista Andres Manuel López Obrador, y sobretodo, se ha roto la idea de que el ganador ya estaba predefinido y que no servía de nada ir a las urnas.

Ha sido una inyección de aire fresco a toda la sociedad mexicana en un proceso que parecía muy

El movimiento convoca marchas multitudinarias contra la imposición del candidato del viejo régimen y hay concentraciones semanales ante la principal televisión para denunciar el sesgo informativo. R.I.

desgastado”, explica Elvira Concheiro, doctora en Sociología política. Para esta profesora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) el movimiento #Yosoy132 recupera el espíritu del ’68 donde los jóvenes evidenciaron el autoritarismo del PRI en el poder y marcaron un parteaguas en la sociedad. “Como el movimiento del 68 resumen las experiencias y demandas de los luchas de las décadas anteriores y enfrentan directamente el despotismo presidencialista del PRI, en ese momento los jóvenes se organizaron contra la represión a los luchadores sociales, hoy ponen nuevamente el dedo en la llaga y enfrentan a un nuevo poder construido bajo el capitalismo brutal y que combina de forma orwelliana el poder económico, ideológico y político”.

Los jóvenes piden la democratización de los medios y una campaña electoral limpia en las urnas y en las pantallas de televisión. Gracias a las redes sociales evidenciaron el sesgo informativo a favor del candidato príista y resquebrajaron el discurso hegemónico. Después de pancartas, tuits y hashtags decidieron bajar la democracia a sus aulas y escucharse de viva voz a través de asambleas multitudinarias. Ahora #Yosoy132 se configura como un movimiento estudiantil, de base amplia, horizontal, apartidista, que exige medios plurales que incluyan la participación de la ciudadanía, universidad pública y gratuita y el alto a la corrupción y la impunidad.

Una de las asambleas interunivesitarias en la UNAM, donde se reunieron estudiantes de universidades privadas y públicas bajo un mismo sentimiento #Yosoy132. R.I.

“Nos presentamos para pedir la construcción de un frente común, que va más allá de todo protagonismo, y que se dirige a un fin mayor: revolucionar a un país convulso y reivindicar principios mínimos que han sido sobrepasados por los intereses particulares de distintos poderes”, aseveraron en un comunicado consensuado después de 10 horas de asamblea interuniversitaria el pasado lunes 11 de junio. Hubo discusiones eternas, tensiones y algún que otro rifirrafe pero como ellos mismos dice, así se construye democracia. Y es que, aunque el movimiento tiene preceptos contra el orden vigente su composición ideológica es muy amplia. En las discusiones aparecen desde discursos socialdemócratas hasta la izquierda radical. Pero, como ellos dicen, se trata de unir fuerzas y abrazar otras luchas desde el respeto y el entendimiento mutuo.

Estamos sentando una nueva manera de dialogar, todos estamos en el ánimo de escuchar al otro con un espíritu que quiere conciliar y somos capaces de ceder algunas cosas, somos un movimiento espontáneo y creativo que le apuesta a otras formas de hacer política. Frente al desencanto ante las instituciones el movimiento responde creativamente, frente a un poder jerárquico, cupular, centralizado, nosotros somos horizontales, dispersos y participativo, aunque eso cueste más”, explica Mariana Favela, portavoz del Comité de estudiantes de Posgrado de la UNAM.  Como ella, hay 118 voceros reconocidos más, uno por cada asamblea local de las diferentes universidades y estados.

Asamblea de #Ysoy132. R.I.

“El movimiento va evolucionando día con día de una manera extraordinaria, hoy somos un movimiento antineoliberal con base estudiantil, pero que involucra toda la sociedad. Reivindicamos una democracia que va más allá del voto, y en este sentido denunciar el sesgo informativo también es revelar todo lo que éste ha dejado fuera también en este sexenio, principalmente la agenda juvenil  pero también la corrupción, la violencia que ha traído más de 60.000 muertos y 20.000 desaparecidos…”, subraya otros de los voceros, Antonio Atolinni, quien estudia Ciencias Políticas en el Instituto Tecnológico Autónomo de México, una de las universidades más elitistas del país. Como Atolinni y Favela, los estudiantes tienen claro la importancia de los medios en la construcción democrática de un país y apuntan hacia ellos como parte del entramado de poder que legitima un sistema basado en la desigualdad social y al servicio de una minoría privilegiada. Así, no han tenido reparos en romper las “divisiones artificiales” entre estudiantes de universidades públicas y privadas, o entre gente de clase media alta y campesinos y

El movimiento convocó a seguir el debate presidencial en el Zócalo de la Ciudad de México y se repitieron los abucheos a Peña Nieto. R.I.

obreros, algo insólito en un país construido sobre la segregación social.

Gracias a ello, a poco más de un mes de su irrupción ya ha conseguido algunos cambios puntuales en el seguimiento mediático de la campaña electoral. La difusión por las redes sociales, por las que bucean mayoritariamente los jóvenes, están transformando el paradigma informativo y los medios ya no pueden obviarlas. Y este martes 19 celebran el primer debate presidencial organizado por la ciudadanía, donde las preguntas las harán los cibernautas y se transmitirá en directo por el youtube. Todo un logro donde destacará la silla vacía del candidato príista, Enrique Peña Nieto, que rechazó la invitación a este debate.

Corrupción, violencia y manipulación mediática

Fue gracias a las redes también que corrió como la espuma un artículo publicado por The Guardian en el que demuestra que Televisa -el imperio mediático más grande del mundo de habla española y que controla cerca de dos tercios de la programación de los canales gratuitos de televisión en México- vendió tanto al expresidente Vicente Fox, como a Peña Nieto, una cobertura favorable en sus informativos y espacios de entrevistas y análisis, y que usó los mismos programas para desacreditar a la izquierda, desde 2005. Aunque esta información ya había circulado anteriormente en México, The Guardian aporta nuevas fuentes y tiene la credibilidad de ser un medio internacional que nada gana en criticar o favorecer a un candidato. A la publicación del diario británico se sumaron la revelación de cables de Wikileaks donde la embajada estadounidense en México reconoce que “Peña Nieto está pagando por debajo de la mesa, coberturas informativas favorables”.

Estas prácticas han sido comunes históricamente en México, e incluso legales, pero esta vez se topan con un movimiento crítico con ellas. Para el periodista y analista David Santacruz “la mayoría de los medios en México son arietes o alfombras políticas”. No se ha roto todavía con el esquema mediático de los 71 años de partido único, donde el fundador de Televisa, Emilio Azcárraga Milmo se llegó a nombrar a sí mismo como “soldado del PRI”. “Cuando The Guardian denunció las escuchas del diario inglés News of the World, se armó un escándalo internacional y el periódico cerró. Aquí en cambio, Televisa amenazó en demandar a The Guardian por su investigación, hay todavía un nivel de permisividad muy alto de la sociedad mexicana con la corrupción. De hecho, #Yosoy132 está moviendo más conciencias que el artículo The Guardian”, subraya Santacruz.

En ‘La fiesta por la luz de la verdad’ los estudiantes se manifestaron contra la manipulación mediática ante la sede de la principal televisión del país. (R.I.)

Pero su recepción no es la misma en el Distrito Federal, donde hay una ciudadanía activa, que en los estados. Cabe recordar que en días pasados, el candidato priísta a alcalde en el municipio chiapaneco de Villaflores, Ulises Grajales, asesinó a un militante de la oposición, Édgar Hernández, cuando éste pegaba carteles de propaganda electoral por el Partido Acción Nacional. ¿Con que impunidad se sentía el príista para hacerlo? En muchos lugares de México pareciera regir todavía la ley del más fuerte. De hecho, en varios estados de la República, militantes del PRI han golpeado al movimiento estudiantil, y en Ciudad Juárez, dos jóvenes fueron encarcelados por varios días por protestar bajo el lema #Yosoy132. Algunos miembros del movimiento en la Ciudad de México reciben amenazas con información confidencial de ellos a través de las redes sociales.

Critican la imposición de Peña Nieto y las vulneraciones a los Derechos Humanos que mantuvo durante su mandato como gobernador del Estado de México. R.I.

Ante esto, Internet grita, denuncian la violencia y la represión al movimiento, defienden la democracia en las universidades, las plazas, llenan las calles con su indignación. “Con #YoSoy132 hace acto de presencia la juventud en el campo cibernético de la lucha, y muestra el inmenso poder que en ese campo tenemos para ganar las batallas de la libertad de expresión y de comunicación, las de organización de colectivos y redes de colectivos que hagan realidad la educación universal, la democracia como gobierno del pueblo, y la subsistencia de la Tierra y de la humanidad”, resumía el reconocido sociólogo mexicano Pablo González Casanova. A sus movilizaciones se suman gente de todas las edades y estatus sociales. Hay un comité de académicos#Yosoy132, artistas#yosoy132, músicos#yosoy132 y hasta un grupo de adolescentes que aún no tienen derecho a voto pero quieren hacer oír su voz en la sociedad.

Un grupo de intelectuales reconocidos ha creado el Frente por la Legitimidad de la Democracia que está impulsando mecanismos para que la ciudadanía vigile que no haya fraude electoral y se celebren elecciones limpias. Algo muy difícil en un país que aún se rige por cacicazgos políticos, donde un voto se compra por una canasta de alimentos o un puñado de pesos y donde la corrupción y el amiguismo son la manera de operar de gente de todos los colores políticos.

Solidaridad internacional

La dirigente del movimiento estudiantil chileno, Camila Vallejo, se sumó a las protestas y también han recibido apoyos explícitos de otros como el 15M o los Okupas de EEUU. (R.I.)

También cuentan con la simpatía y la solidaridad de los diferentes movimientos juveniles que están saltando a la escena global desde el 2011. Hay guiños a la Primavera árabe, a los indignados españoles, a los okupas estadounidenses, a los estudiantes que ahora son reprimidos en Canadá. Este fin de semana, la líder estudiantil chilena Camila Vallejo participó en algunos de sus eventos y compartió la experiencia de sus luchas por la educación pública. Finalmente, para los chilenos la crisis no fue solo que tengan una educación de mercado, sino “en la desigualdad que produce el modelo neoliberal”. “El principal objetivo de la destrucción de la educación pública en Chile, aunque fue un negocio muy rentable, era destruir cualquier espacio público que permitiera generar contrahegemonía a los ideales de la clase dominante. Las universidades eran para la derecha, la plaza del enemigo interno, solo porque había debate y se contraponían visiones ideológicas”.   Así ve muchos parecidos con el movimiento mexicano, pues finalmente lo que están haciendo los jóvenes del #Yosoy132 es cuestionar el modelo político y económico neoliberal, que para perpetuarse, es capaz de imponer un candidato. Y en este sentido, instó a sus contemporáneos a “no conformarse con salir a las calles o incluso proponer una alternativa… tienen que generar una mayoría social y política capaz de disputar las correlaciones de fuerza”.

Del #Yosoy132 a la Cumbre de los Pueblos

#yosoy132 actualiza las reivindicaciones de otras luchas anteriores y ha conseguido llegar a varias generaciones y clases sociales. R.I.

Mientras el movimiento #Yosoy132 se reunía con Camila Vallejo, marchaba una vez más contra Televisa y desafiaba las lluvias tropicales para cantar por la verdad en el zócalo, otras movimientos sociales mexicanas organizaban la Cumbre de los pueblos, el foro alternativo a la reunión del G-20 que se celebra ahora en el norte del país, bajo la presidencia en turno de México y su mandatario, Felipe Calderón. Aunque los estudiantes no participaron como movimiento en la Cumbre alternativa también se escucharon su voz, pues coinciden en que la reunión de las 20 principales economías del mundo es un espacio “ilegítimo, excluyente y antidemocrático”.

“No aceptamos al G20 como una autoridad para decidir el rumbo del planeta, no estamos dispuestos a que vendan nuestro país, vamos a marchar y a celebrar la Cumbre de los pueblos para recuperar la dignidad nacional”, resume Aida Tlacaba, de la Red Mexicana de Acción frente al libre Comercio. Mientras en Los Cabos se reúnen muchos de los gobiernos de muchos países que inmersos en la crisis financiera y social, en la Cumbre alternativa se están intentando dar otras soluciones para salir de ella desde una perspectiva antineoliberal y de derechos humanos. Y en este marco coinciden con #yosoy132. Finalmente, como decía Camila Vallejo, los movimientos supuestamente espontáneos que aparecieron desde el año pasado, tanto en Chile como en el resto del mundo “obedecen a una construcción de alternativas más largas de la cual los jóvenes somos portadores”.

El sábado 16 cambiaron la marcha por un concierto combativo donde los artistas como Julieta Venegas se sumaron a #yosoy132. R.I.

http://periodismohumano.com/destacado/yosoy132-los-jovenes-que-quieren-sanear-la-democracia-mexicana.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s