Burdel sin techo

Publicado: junio 8, 2012 en EXCLUSIÓN SOCIAL

Viernes, 8 de junio de 2012. Por: Omar Taupier

 Si hay algo que no puede faltar en un burdel son las mujeres. Un burdel sin techo es aquel en el que no puedes contar la cantidad de mujeres “disponibles” porque son demasiadas. ¿Pero qué pasa cuando el burdel no es una casa, ni un barrio, ni un distrito, sino la región más extensa de tu país?

La selva es verde, pero puede tornarse negra como el petróleo, marrón como la madera, o dorada como el oro, según la ambición con que se la mire, pero si hay algo que no cambia es su forma, y es que la selva tiene forma de mujer.  En el imaginario colectivo, especialmente limeño, cuando uno va a viajar a la selva se lo imaginan rodeado de mujeres “calientes” o “colaboradoras”, como diría un amigo, y en ese momento se ven a sí mismos con una “charapa” en cada pierna. La primera vez que le dije “charapa” a la madre de mi hijo, también fue la última. “No me digas “charapa”, no soy tortuga”, me contestó.

La visión de las mujeres de la selva, muchas veces construida sobre una serie de mitos, se traslada también a otros elementos amazónicos, como la Coca o la Ayahuasca, y a la selva misma, llamada por algunos un “burdel sin techo”. Estoy seguro de que el término burdel no se limita a la prostitución, que es muy alta en la región, sino a la ausencia de control y, por ende, a la posibilidad de hacer lo que a uno se le da la buena gana.  En la selva esto lo saben perfectamente, por eso es que cuando uno recién llega, lo primero que le recomienda el mototaxista es un hotel, lo segundo es un lugar dónde tomar algo, y lo tercero es alguien que te acompañe. Esto me pasó en mi último viaje a la zona, en la que la compañía era vendida casi como una “ayuda” porque era un “cachuelo para pagarse la universidad”. El trasfondo de este discurso barato de buen samaritano es que el hombre es un cliente y la mujer una divisa. La mujer se ha convertido en un medio de pago.

El sistema no está ayudando a que las niñas de la selva puedan convertirse en mujeres libres para optar por las oportunidades que deseen en la vida. No es casual que las regiones con las más altas tasas de embarazo adolescente -Loreto, con el 31,8%; Madre de Dios, con el 28,3%; Amazonas, con el 22,1%; San Martín, con el 21,3%; y Ucayali, con el 21,1%; con una media nacional de 13.5%- sean casi las mismas que cuando hablamos de deserción escolar: “es posible notar que en los departamentos de la Amazonía se concentra la mayor cantidad de desertores (Loreto, Ucayali, San Martín y Amazonas se encuentran entre las regiones con más desertores, con porcentajes superiores al 15%)[1].

El embarazo adolescente es la segunda causa de deserción escolar. La primera es falta de recursos económicos, que en muchos casos se resuelve justamente prostituyéndose, lo que conlleva un mayor riesgo de embarazo y, finalmente, de deserción. Y basta ver las cifras que propone el portal masigual.org para darse cuenta de que el riesgo es realmente alto: 50% de los adolescentes ya han tenido relaciones sexuales, 30% de los adolescentes no usan ningún método anticonceptivo, y 90% de los adolescentes no ha participado en programas de educación sexual.

Sin embargo, la mejor prevención no es tener anticonceptivos, es tener aspiraciones. Aunque suene contraintuitivo, un estudio del BID reveló que las adolescentes se embarazan para dejar el colegio: “aunque en un puñado de casos el embarazo de adolescentes claramente estimuló a las madres a abandonar la escuela, el tema general que emerge de nuestra información es que el bajo desempeño educacional precede al embarazo y la maternidad adolescente, más que derivarse de él.  La razón principal que adujeron para descontinuar sus estudios fue la falta de interés que había generado bajos niveles de logro y la repetición de uno o más grados”[2].

El problema de quienes siguen aportando a que esta imagen de la mujer amazónica persista es que poco les interesa que al lado del burdel sin techo haya una escuela sin niñas.

http://www.coherencia.pe/articulos/burdel-sin-techo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s