Los productos bio florecen en plena crisis

Publicado: mayo 31, 2012 en NOTICIAS POSITIVAS

Por: Autor invitado| 31 de mayo de 2012

Esta entrada ha sido escrita por DANIEL JIMÉNEZ (@DJimenez32), periodista del equipo de redacción de Noticias Positivas.

Biocultura

Ángeles Parra, directora de BioCultura, durante la celebración de dicha feria

El pasado 6 de mayo se puso fin en Barcelona a la última edición de BioCultura, la feria de productos ecológicos más importante del país. La muestra de la Ciudad Condal (cada año se celebran otras dos ediciones más de BioCultura en Madrid y Valencia) finalizó marcando nuevos récords de participación. Se calcula que en torno a 60.000 personas visitaron el Palau Sant Jordi, que alojó a más de 700 empresas que ofrecían más de 17.000 referencias de productos ecológicos. Principalmente alimentos, pero en BioCultura también hay espacio para la cosmética natural, la ropa y el calzado, las publicaciones dedicadas al medio ambiente, la bioconstrucción, las energías renovables o las terapias complementarias.

Ángeles Parra, directora de BioCultura y presidenta de la Asociación Vida Sana, organizadora del evento, se muestra orgullosa por esta nueva demostración de vitalidad de un sector que no deja de ganar peso: “según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el mercado ecológico en España no ha hecho sino crecer en los últimos años a pesar de la crisis coyuntural”.

La alimentación ecológica es la verdadera protagonista de este florecimiento del mundo bio. No en vano, España es el país líder en producción de alimentos ecológicos dentro de la UE. Sin embargo, la mayoría de estos alimentos se consumen en otros países, debido al escaso desarrollo del mercado interior, que alcanza apenas el 1% del gasto total en alimentación. Situación que está empezando a cambiar últimamente, según Joan Picazos, director general de Biocop, empresa dedicada a la comercialización y distribución de productos ecológicos: “Lo cierto es que precisamente durante estos años de crisis generalizada está siendo cuando las cifras de consumo en España empiezan a acercarse a las de los países de nuestro entorno”

Gracias a este mayor consumo, se está logrando un progresivo abaratamiento de los precios. “Los productos bio antes eran dos o tres veces más caros que los productos convencionales. Ahora puede ser el doble de caros, solo un 50% más, o incluso iguales de precio”, explica Núria Cantí, miembro de la gerencia compartida de Hortec, una de las cooperativas de agricultura ecológica más dinámicas de Cataluña, con un crecimiento en el último año del 10%.

A pesar de esta reducción de los precios, en el mundo bio tienen claro que la meta no es competir en este apartado con la industria mayoritaria. “Donde a mi entender está el problema es en los precios irreales que tienen muchos alimentos convencionales que, por un lado, han perdido muchas de sus virtudes originales con tal de abaratarlos, y por otro lado, no ven repercutidos muchos de los costes ambientales en que incurren (altos consumos de petróleo en su producción y sobre todo en los insumos utilizados, contaminación de tierras, aire y acuíferos, etc.)”, afirma Picazos.

Actualmente, el número de trabajadores directos de la agricultura ecológica se aproxima a las 30.000 personas, mientras que la facturación de este mercado supera los 905 millones de euros. Cifras que también muestran una clara evolución positiva en los últimos años, en contraste con la decadencia general. “Los beneficios empresariales tienen una facturación en el caso de todos los productos ecológicos certificados que crece un 11’7% anual, frente a la caída del 0’9% para los productos convencionales”, destaca Parra.

Unos buenos resultados, por tanto, que se han conseguido pese al escaso apoyo de las administraciones públicas, lamenta Parra. La directora de BioCultura matiza que “el sector de la producción ecológica, a diferencia de otros sectores, no pide ayudas ni subvenciones, pide apoyo con políticas y reconocimiento”. De opinión diferente es Picazos, que sí demanda un compromiso de la administración en este sentido. “Se debe reconocer la influencia positiva de nuestro sector a nivel ambiental, económico, social y de salud, y en base a ello, destinar recursos públicos a la promoción y difusión de la agricultura biológica y sus producciones. Esto ha sucedido prácticamente en todos los países de la UE, con claros efectos sobre el crecimiento del sector. En España está pendiente”.

Sea como fuere, con ayudas o sin ayudas, el futuro se ve con optimismo en las empresas bio, donde no se prevén despidos. “Hoy somos 36 personas en Biocop y la tendencia sigue siendo a crecer”, asegura Picazos. Cantí tampoco cree que haya dificultades en Hortec para conservar sus 16 puestos de trabajo. “No hay ningún problema y además seguimos creciendo. Aparte de que nos adecuaríamos en caso de haber dificultades, ya que pensamos que echar a alguien que realmente funcione es muy bestia”. Frase que evidencia una filosofía empresarial muy distinta de la acostumbrada en otros sectores. Este compromiso ético es posiblemente otra de las claves del éxito del sector bio, que volverá a vestirse de largo el próximo mes de noviembre en Madrid, donde el recinto ferial de IFEMA acogerá, quizá con nuevos récords de participantes y expositores, la próxima edición de BioCultura.

http://blogs.elpais.com/3500-millones/2012/05/los-productos-bio-florecen-en-plena-crisis.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s