Un país hundido en la violencia

Publicado: febrero 15, 2012 en VÍCTIMAS Y VERDUGOS

Verónica Calderón Madrid 15 FEB 2012 – 18:32 CET

Una mujer llora tras conocer la muerte de su hijo en el penal de Comayagua.

Honduras tiene la tasa de homicidios más alta del mundo

Al menos 20 personas son asesinadas todos los días en una nación con ocho millones de habitantes

Hay más muertes en Honduras por kilómetro cuadrado que en ningún otro país que no esté en guerra. A las más de 300 víctimas del incendio de la madrugada de ayer en Comayagua (a 80 kilómetros de la capital, Tegucigalpa) hay que añadir las 20 personas que, en promedio, son asesinadas cada día en el país centroamericano. La guerra no declarada que se libra en Honduras se ha cobrado en 2011 más de 6.000 víctimas, una cifra extraordinariamente alta para un país de poco más de ocho millones de habitantes. Casi tantos como en Siria en el mismo periodo de tiempo.

Los índices de violencia se han disparado a raíz del golpe de Estado que en junio de 2009 depuso al entonces presidente Manuel Zelaya y nombró como mandatario interino a Porfirio Lobo. En 2008 murieron “solamente” 3.418 personas, según un recuento del diario hondureño El Heraldo. La tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes, que en 1999 era de 42,1, ahora es de 86, casi ocho veces lo que la OMS considera como epidemia. El promedio mundial es de 8,8.

El narcotráfico ha empeorado un panorama de por sí sombrío. Más del 95% del tráfico de drogas que viaja de América del Sur hacia Norteamérica hace escala en Mosquitia, en la costa atlántica de Honduras, según datos de la DEA. En 2011, los radares estadounidenses detectaron más de 90 vuelos ilegales sobre cielo hondureño, más del triple del año anterior. El país tiene una ubicación estratégica en el continente tanto para los intereses de Washington como para los narcotraficantes. Y los controles cada vez más estrictos en México y El Caribe han empujado a las bandas criminales a la región. “El golpe de Estado abrió las puertas al crimen organizado”, señala Dana Frank, profesora de la Universidad de California especializada en Honduras. “Todos los días hay historias de horror en los diarios”. Las mafias, asegura, operan libremente en el país. Y ayudan a diluir los asesinatos políticos registrados desde 2009. Entre ellos 43 líderes comunitarios, 16 periodistas y más de una decena de activistas.

Un grupo de periodistas se refugia de los enfrentamientos entre policías y familiares de los presos de la Granja Penal de Comayagua.

La situación ha causado un éxodo de ONGs del país. Hace tan dos semanas que los Cuerpos de Paz del Gobierno de Estados Unidos dejaron Honduras, después de que un voluntario recibió un disparo en diciembre durante en San Pedro Sula, la segunda ciudad del país y la más violenta del mundo (este año superó a la mexicana Ciudad Juárez). La cooperante Morgaine Berlange recibió el correo notificándole la decisión “de carácter temporal” el 20 de diciembre. “Fue un día muy triste. Nos dijeron que los voluntarios no podíamos salir a la calle hasta que nos enviaran de vuelta a casa”. Berlange, que está decidida a volver al país pues ha decidido casarse con un hondureño, describe que “la gente está acostumbrada a vivir en un estado de sitio constante. Tienen miedo de molestar a cualquier persona con tal de no recibir un tiro”. La misión llevaba más de 50 años.

Justo anteayer la relatora de la ONU sobre la situación de los defensores de los derechos humanos, Margaret Sekaggya, advertía que el Estado hondureño debía garantizar “con carácter de urgencia” la seguridad de los voluntarios. Sekaggya añadió además que el golpe de Estado de 2009 debilitó unas instituciones ya de por sí frágiles

Los niveles de corrupción en Honduras superan a los de todos sus vecinos y son equiparables a los de Sierra Leona, Ucrania o Zimbabue, según el último informe de Transparency International. El asesinato del hijo de la rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Julieta Castellanos, el 22 de octubre pasado dibuja la gravedad del problema. Se sabe que los sospechosos se dieron a la fuga y que eran policías.

El homicidio como epidemia

  • En 2011 Honduras registró más de 6.000 asesinatos. Más del doble que en 2008.
  • Unos 20 hondureños mueren cada día. El 90% son hombres.
  • La segunda ciudad del país, San Pedro Sula, es la más peligrosa del mundo por encima de Ciudad Juárez y Caracas.
  • La tasa de homicidios, de 86 por cada 100 habitantes, es ocho veces más de lo que la OMS considera una epidemia.

http://internacional.elpais.com/internacional/2012/02/15/actualidad/1329327165_337176.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s